Conocer sobre primeros auxilios está demostrado que puede salvar la vida de alguien ya que la ocurrencia de accidentes siempre es una posibilidad.

Los primeros auxilios son las acciones que debemos tomar hasta la llegada de un médico o la ambulancia para beneficiar la situación de una persona  en peligro. A continuación te brindaremos 7 pasos básicos para actuar en situaciones de fracturas, hemorragias, traumatismos, etc.:

1.- Lo primero es mantener la calma, esto te ayudará a actuar de manera rápida y efectiva, además de transmitir seguridad al paciente.

2.- Observa el estado del accidente de ser el caso y verifica que estén en una zona segura para todos.

3.- Verifica el estado del paciente, observa su estado de conciencia, su respiración y su condición circulatoria.

4.- Toma al paciente por los hombros y agítalo levemente, pregúntale si se encuentra bien para evaluar si la persona tiene lesiones de riesgo. Si el paciente no responde, tendrás que ver sus signos vitales, cuenta sus latidos, pulsaciones y respiraciones en periodos de 20 o 30 segundos, luego multiplícalos por 3. El resultado te dará una respuesta por minuto.

5.- En el caso que el paciente presente un cuadro de asfixia provocado por ingesta de alimentos, objetos extraños, bronco aspiración o alergia, debes optar por las compresiones abdominales o, también conocidas como Maniobra de Heimlich. Para hacer este procedimiento, debes colocarte detrás del paciente y ubicar tus brazos alrededor de su cintura. Posteriormente, colocarás uno de tus puños (con el pulgar hacia adentro justo por encima del ombligo) y, con la otra mano, jalarlo abruptamente hacia arriba y hacia adentro para aumentar la presión en la vía respiratoria del paciente y lograr expulsar al objeto causante de la asfixia.

6.- En el caso de presentarse un paciente con ausencia de respiración con vía aérea obstruida, debes realizar la respiración de salvamento. Este procedimiento tiene como objetivo restablecer la respiración normal. Debes realizar insuflación cada 5 segundos, 12 veces por minuto.

7.- En caso de presentarse un paciente con ausencia de respiración con vía aérea obstruida, debes realizar la respiración de salvamento. Este procedimiento tiene como objetivo restablecer la respiración normal. Debes realizar soplo cada 5 segundos, 12 veces por minuto.

8.- En casos de paro cardiorrespiratorio, debes aplicar la Reanimación Cardio Pulmonar o RCP. Este procedimiento consiste en una combinación de respiraciones y compresiones torácicas para dar un masaje cardiaco externo. En primer lugar, debes colocarte perpendicularmente al paciente con las manos cerca de la zona de los pulmones o también llamada, reborde costal. Ejerce presión fuertemente con los brazos rectos. Se debe hacer 30 compresiones cada 2 ventilaciones hasta que el paciente recobre la respiración.

Compartir:
Podría interesarte...