El auto propio es un sueño de muchos. Pero, ¿te has puesto a pensar que hay una serie de previsiones que debes tener en cuenta para cuidar tu preciado bien?

Tener un carro propio te cambia la vida en todo sentido. Primero llegan las tan ansiadas libertad e independencia para moverte a tu antojo. Pero, también, estás expuesto a adversidades, como ser víctima de un robo de auto.

Para no ser un número más en las estadísticas, la prioridad es trabajar en la prevención. Por ello, aquí te damos cinco claves para que no te roben tu auto.

Parqueo seguro: Busca zonas seguras para estacionar. Si vas a parquear en la calle, prioriza los lugares iluminados y, en lo posible, donde haya seguridad municipal, pues es más confiable. Si usas estacionamientos privados, busca aquellos formales, que ofrezcan seguridad. En ambos casos, revisar las condiciones en las que dejas el vehículo, asegurar bien las puertas y activar la alarma.

Protección en el garaje: Así guardes tu auto en el estacionamiento de tu casa o edificio, asegura las puertas y verifica la alarma. Mantente alerta cuando sales y entras en tu auto, para identificar algún acto sospechoso, así podrás evitar que algún delincuente te siga o aborde. Cambia tus rutinas, de manera que sea difícil establecer un patrón de entradas o salidas de la casa.

Seguridad reforzada: Invierte en sistemas de seguridad para restringir el acceso a extraños e impedir el desplazamiento de tu auto. El sonido de la alarma es muy efectivo en términos disuasivos, pero no es suficiente. Lo recomendable es reforzarlo con algunas otras herramientas, como un bloqueador de timón, capot o una tranca de pedales. Considera la instalación de un sistema de seguridad con GPS, de modo que se pueda apagar el vehículo remotamente y dar aviso a la policía.

Sin provocaciones: Nunca exhibas las cosas de valor como laptops, maletines, billeteras o celulares en el auto. Es recomendable que las guardes en la maletera o las cubras, pues son estímulos que llaman la atención de los ladrones. Asegúrate de no dejar las llaves del auto colgadas dentro o en la puerta. Lleva los documentos del vehículo contigo (tarjeta de propiedad y SOAT), para evitar facilitarle las cosas al ladrón, de ocurrir un robo.

Respaldo especializado: Contrata un seguro contra robo de auto que te proteja y cubra una posible pérdida de autopartes, o del vehículo en su totalidad. Ten en cuenta que no solo los autos modernos y nuevos atraen a los ladrones. Los autos más antiguos también son provechosos porque suelen no disponer de tantos elementos de seguridad y pueden desmantelarse rápidamente para comercializar las autopartes.

Fuente: www.pacifico.com.pe

 

Compartir:
Podría interesarte...